ArquitecturaInterior design

Estas serán las tendencias arquitectónicas en 2020

Por 27 diciembre, 2019 Sin Comentarios

La importancia del exterior en las tendencias en arquitectura.

Dentro de pocos días cambiaremos de década. En ese futuro que se nos abre por delante, abordaremos infinidad de retos humanos y técnicos, también en el campo de la arquitectura. Muchos de estos retos inspirarán las fascinantes tendencias arquitectónicas del 2020. A partir de publicaciones internacionales de prestigio, hemos recopilado algunas de estas tendencias:

Edificios de energía cero

La construcción de edificios de energía cero será una de las grandes tendencias del año. Este tipo de edificios tratan de dar respuesta a un problema climático que ya ha adquirido la magnitud de urgencia mundial. En 2017, la Administración de Información de Energía en EEUU informó de que el sector de la construcción fue responsable de casi el 40% del consumo de energía del país. Por otra parte, la Agencia Internacional de Energía situó el consumo global del sector cerca del 30%. Por ello, la oferta y la demanda arquitectónica avanzan en su compromiso por la sostenibilidad.

En ese sentido, California se ha situado a la vanguardia de la construcción sostenible. Para ello, ha exigido que todas las viviendas nuevas incorporen sistemas solares previamente instalados a partir del 2020. Más allá de si se hace mediante paneles solares u otras estrategias de aprovechamiento energético, cabe esperar que la arquitectura siga esa tendencia y se modernice en línea con los nuevos estándares de sostenibilidad.

La construir viviendas sostenibles es una tendencia para el 2020.

Espacios abiertos con estancias definidas

Si bien los planos de planta abierta han sido tendencia en la arquitectura residencial durante las últimas décadas, ahora este estilo ha evolucionado hacia un concepto más matizado. Ahora, los espacios están más definidos pero la planta sigue abierta y diáfana, es decir, sin paredes.

Esto quiere decir que, los arquitectos han empezado a jugar más con el diseño de estancias a partir del uso de diferentes materiales. Entre ellos, destacan las superficies de cuarzo de gran tamaño para las encimeras de las cocinas o el uso del mármol o la piedra de la chimenea en el salón.

Importancia del espacio exterior

Otra tendencia que en 2020 alcanzará su máximo potencial es la reintroducción de los balcones, las terrazas y los patios como elementos principales del diseño arquitectónico. El aire libre vuelve a ser fundamental en nuestras vidas, y no sólo en verano.

Ahora, los espacios exteriores podrán disfrutarse durante todo el año. La tendencia arquitectónica lleva a acondicionarlos para no padecer frío o calor. Así, las cortinas de vidrio se popularizarán porque permitirán utilizar este espacio durante las épocas de buen clima. Las estufas móviles también ganarán presencia en terrazas y balcones.

Crece el protagonismo de las cocinas y los baños

El 2020 concederá protagonismo a las cocinas y los baños. Lo cierto es que la cocina ya es de alguna manera el epicentro de nuestra actividad cotidiana. Sin embargo, la introducción de materiales nobles y conceptos como la isla de cocina conseguirán que esta zona abandone su función original y pase a ser, del todo, el núcleo de la familia y el hogar. El sector de la arquitectura no es ajeno a esta corriente y en el próximo año acentuará el peso de la estancia.

Las cocinas tienen una gran importancia en la arquitectura de 2020.

En cuanto a los baños, estos ya no son solo espacios de aseo y cuidado personal. Las diferentes corrientes de lifestyle han convertido esta estancia en un espacio de relajación y descanso después de una dura jornada. Las tendencias en diseño de interiores subrayarán ese protagonismo con el uso de materiales como el mármol o el cuarzo.

Hogares inteligentes

La sostenibilidad energética comienza a imponerse por necesidad junto a los avances digitales de los nuevos tiempos. El siglo XXI ha puesto la tecnología en el centro de nuestras vidas y la arquitectura no escapa a esa realidad. De este modo, los diseños que llegarán en 2020 acentuarán la automatización.

Así, levantar hogares e incluso edificios inteligentes pasa por integrar sistemas automáticos que controlen la luz, la temperatura o la seguridad. Un edificio inteligente proporciona a sus usuarios dos elementos claves: mayor confort y menor consumo energético. Esto se traduce, además, en un menor gasto económico. En consecuencia, la arquitectura domótica se consolidará en 2020 como un recurso para no dañar el planeta.

Responder