Arquitectura

Bioarquitectura: belleza y sostenibilidad

Por 22 marzo, 2018 Sin Comentarios

Como respuesta a la concienciación por la crisis climática global surge la bioarquitectura, una forma de generar espacios de una manera responsable con el medio ambiente y que resulta también favorable para la salud y bienestar de los usuarios.

Además de brindar protección contra inclemencias climáticas, la arquitectura es una parte sumamente importante de nuestra vida. En ella desarrollamos nuestras actividades personales e íntimas, sociales y laborales. Es nuestro refugio durante la mayor parte del día y por su importancia, debe proporcionar confort, funcionalidad y calidad a nuestras vidas.

La bioarquitectura se refiere entonces a una construcción que tiene en cuenta tanto al medio ambiente como a la humanidad, desde la evaluación del lugar en donde se emplazará y los materiales a utilizar hasta la funcionalidad y la eficiencia en su uso.

Ubicación y entorno

Al ser una construcción responsable con su entorno, al elegir el lugar adecuado se debe evaluar el clima, la vegetación y otras edificaciones circundantes. Así se definirán los materiales a utilizar en la casa, que preferentemente deben ser los propios de ese lugar y que satisfagan las necesidades de refugio que cada clima presente.
Se considera esta característica la más importante dentro de la bioarquitectura, ya que su premisa principal es la de proteger y respetar el medio ambiente, generando armonía con la vida de los hombres.

Aprovechando la luz solar

A partir de la evaluación del entorno, se decide la orientación óptima de la casa, definiendo la distribución de los ambientes para poder utilizar la mayor cantidad de luz solar posible. El criterio más utilizado es el de orientar la habitación hacia la salida del sol para ayudar al despertar del cuerpo y la sala hacia la puesta del sol, ya que es un espacio que se utiliza mayormente de tarde o noche.
En la bioarquitectura, además de considerar al sol como fuente de iluminación natural, se puede transformar dicha luz en energía con la instalación de paneles solares que generarán energía renovable para ser consumida dentro de la misma casa.

Materiales nobles

Mediante la correcta elección de materiales, como por ejemplo muros internos de adobe, puede generarse un aislamiento climático y acústico ideal. Estos materiales naturales presentan una alternativa al acero, aluminio o plástico que conlleva un proceso de fabricación mucho más complejo y con un gasto mayor de energía y recursos.

Los materiales naturales son elegidos en la bioarquitectura por sus grandes propiedades, su carácter renovable y su correcta integración con el entorno que lo rodea. Además de ser naturales deben ser materiales renovables, para poder asegurar su utilización responsable.

Reutilización de Materiales

Otro recurso muy utilizado en este tipo de arquitectura es la reutilización o transformación de materiales de desechos en elementos constructivos. Se pueden utilizar maderas de demolición para generar un revestimiento de muros o un mueble, o también desechos plásticos para conformar ladrillos ecológicos.

Dichos materiales no deben cargar con un proceso constructivo muy complejo, ni costoso en cuanto a energía eléctrica o trabajo humano, ya que la bioarquitectura se basa en el ahorro de recursos en su conformación y en la construcción de la estructura.

Funcionalidad y estética

Además de ofrecer soluciones ingeniosas para el mejor aprovechamiento de los recursos naturales, se pretende respetar e imitar a la naturaleza. Por ello es que generalmente se utilizan morfologías orgánicas en su diagramación, que hacen referencia a los elementos naturales y ofrecen un cobijo mayor al de las formas ortogonales.
La utilización de materiales nobles o reciclados dentro de la bioarquitectura puede conllevar la idea de que los acabados de dichas construcciones serán rústicos, pero al utilizarse éstos como estructura fundamental, las opciones de interiorismo son infinitas. Sin embargo, para que el interior sea armónico con el exterior sería preferible utilizar mobiliario de materiales nobles como la madera, piedra y tejidos de fibras naturales, o también optar por muebles de segunda mano, para completar el círculo de la reutilización y el ahorro de recursos que defiende la bioarquitectura.

Beneficios para todos

La bioarquitectura contribuye a la reducción del impacto ecológico y asimismo pretende mejorar la calidad de vida de las personas que decidan habitar una de estas estructuras. Mediante la correcta elección de locación, distribución, materialidad y recursos, ésta se pretende facilitar la vida de sus usuarios y generarle mayor comodidad y eficiencia en su hogar.
Este tipo de arquitectura no es utilizada únicamente en viviendas, sino que fue implementada también en la construcción de sanatorios y hospitales, por ejemplo, que rápidamente pudieron apreciar las diferencias en cuanto a la calidad de vida de los pacientes con respecto a la arquitectura tradicional.

A partir de la fusión de técnicas constructivas más tradicionales, materiales nobles y recursos locales junto con los avances tecnológicos actuales con respecto a las energías renovables y el reciclaje, la bioarquitectura brinda una propuesta híbrida que busca el bien general de la comunidad y el medio ambiente.

Visita el blog de COMPAC y conoce toda la actualidad sobre arquitectura y diseño de interiores.

Responder